Semillas híbridas: propiedades, beneficios y ventajas

Página actualizada

Las semillas híbridas también son conocidas como semillas F1. Se caracterizan por presentar un gran rendimiento y una alta resistencia a las enfermedades, los frutos producidos por estas plantas son de una mejor calidad y uniformidad. Un híbrido se origina a partir del cruce de dos variedades diferentes de plantas.

Este tipo de semilla resulta muy favorable, ya que se adapta a las diferentes condiciones climáticas. Las semillas híbridas son producto del cruce de las variedades puras de una determinada especie de planta. Las semillas generadas por los cultivos híbridos son semillas infértiles, por lo tanto, no pueden ser utilizadas para resembrar. En el caso de producirse alguna germinación por parte de estas semillas, esta planta tendrá características totalmente opuestas a la planta “madre”.

Dentro de los híbridos existen dos variedades, híbridos de crecimiento determinado e híbridos de crecimiento libre. En los híbridos de crecimiento determinado la formación de nudos y la altura de la planta está determinada después de la floración, mientras que, en los híbridos de crecimiento libre, la altura de la planta y la formación de nudos es cada vez mayor.

La hibridación puede darse de dos maneras, la manera artificial y la manera natural. En la manera natural, la polinización cruzada la realizan los polinizadores por excelencia, insectos y hasta el mismo viento, en cambio, en la polinización artificial es el hombre quien realiza este proceso.

Se debe tomar en cuenta que al momento de comprar unas semillas híbridas se encuentra la letra F2, esto quiere decir que se trata de semillas cuyos “padres” son de origen F1.

Las semillas híbridas se deben comprar cada año, por lo general son más costosas que las semillas tradicionales. Estas semillas dependen de grandes cantidades de productos químicos, como fertilizantes, plaguicidas y pesticidas.

Las semillas híbridas se caracterizan por poseer un alto rendimiento, lo que quiere decir que se obtendrá una mayor cantidad de productos agrícolas en los cultivos.

El verdadero inconveniente al usar este tipo de semilla es que su coste económico ambiental y social muy alto. Esto se refiere a la introducción de variedades ajenas a las originales, es decir, variedades distintas.

Al cultivar variedades híbridas, por lo general, se requiere una gran cantidad de agua y de agroquímicos, lo que facilita la contaminación de los suelos, dejándolos menos fértiles, esto representa una de las desventajas más importantes.

Dentro de las desventajas cabe destacar que  las semillas híbridas provocan una pérdida de la diversidad agrícola, limitando los cultivos a pocas formas, variedades y colores, por lo tanto, se está perdiendo la originalidad de formas, tamaños, colores y sabores otorgados por la naturaleza.

Consejos para sembrar las semillas híbridas

Se debe contar con el suelo más propicio para cada variedad, la acidez del terreno es un factor a considerar. Además, se deberá regar la tierra antes de sembrar para evitar perder las semillas por la fuerza del agua, por lo que se debe recordar que el riego va a depender del tipo de semilla que se decida sembrar como de la variedad de la planta.

En cuanto a los productos como fertilizantes, estos deberán ser usados correctamente, atendiendo a todas las normas medioambientales. Solo así se podrá obtener una cosecha de productos agrícolas sanos y un medio ambiente libre de contaminación. Una buena práctica para mantener la salud de los suelos consiste en rotar los cultivos.

¿Dónde comprar las semillas híbridas?

Se pueden comprar las semillas en locales especializados en la venta de productos para el agricultor, estos establecimientos cuentan con todo lo necesario para trabajar el campo. Otra opción son las tiendas online,también cuentan con un gran surtido de semillas híbridas de todo tipo, lo que facilita de gran manera la adquisición. 

¿Qué precio tienen las semillas híbridas?

El precio de las semillas híbridas es aproximadamente de 2,50 euros. La variante que se encuentra es la cantidad de semillas que se ofrecen, esto quiere decir que se debe saber cuánta cantidad de semillas se necesitarán para cultivar la planta deseada, a partir de este factor variarán los precios. Por dar un ejemplo, 40 semillas de una variedad específica de tomates, cuesta 2,50 euros, mientras que 100 semillas de col cuestan 2,50 euros.

No olvides que al comprar semillas híbridas estas están descritas como F1 o F2.

Otras semillas para Sembrar:

Semillas de Cannabis o marihuana
Semillas Mejoradas
Semillas Criollas
Semillas de Hortalizas
Semillas Baby
Semillas de Flores
Semillas de Frutas