Semillas criollas: propiedades, beneficios y ventajas

Página actualizada

Cuando se hace referencia a las semillas criollas no se toman solamente los granos, a este grupo pertenecen también las semillas de árboles, hierbas, frutos, flores, plantas medicinales y más. Con el pasar del tiempo, estas semillas han sido seleccionadas por los pueblos y sus productores locales a través de las prácticas agrícolas debido a sus benéficas propiedades.

La siembra, al utilizar las semillas criollas, generará productos agrícolas mucho más saludables, siendo estos cultivos más resistentes al ataque de plagas y enfermedades, entonces se utilizarán menos pesticidas y plaguicidas. De esta manera se garantizan el consumo de productos agrícolas libres de sustancias dañinas para el organismo.

El término criollo hace referencia a una semilla autóctona y propia de una zona. Estas semillas han sido domesticadas, es decir, mejoradas gracias a las comunidades campesinas y adaptadas al medio ambiente en el cual crecen y se desarrollan. Los cultivos realizados con semillas criollas generarán semillas fértiles, es decir, que los frutos son portadores de semillas que se podrán utilizar año tras año para las siembras futuras.

Al utilizar la semilla criolla para la siembra se estará contribuyendo a mantener un patrimonio genético de miles de años, esto quiere decir que dentro de sus numerosas propiedades y beneficios vamos a encontrar que estas semillas nos van a permitir:

  • Producción de frutas y verduras orgánicas. El precio de estos productos agrícolas son mayores en el mercado con lo cual se incrementa el ingreso de los agricultores.
  • Permite el ahorro de dinero. Estas semillas se adquieren solamente una vez debido a que su descendencia es fértil, por lo tanto, podremos seguir sembrando tranquilamente sin comprar más semillas.
  • Autoabastecimiento. El agricultor que utiliza semillas criollas será un individuo autosuficiente, con capacidad de autoabastecerse y planificar la siembra.
  • Productor y distribuidor de semilla criolla. La siembra de esta semilla da la posibilidad al agricultor de convertirse en productor y distribuidor de semillas criollas autóctonas de una zona o región, garantizando productos exclusivos propios de un lugar.
  • Las plantas serán más fuertes y resistente a plagas y enfermedades. Estas plantas se encuentran ya adaptadas al medio ambiente gracias a la relación entre el hombre y la naturaleza que se ha mantenido durante miles de años.
  • Productos de alta calidad en cuanto al sabor. Es indiscutible el sabor propio que poseen las frutas y verduras de semillas criollas producto de la selección natural y el trabajo del hombre.
  • Herencia y diversidad genética. Se contribuye a preservar y mantener en el tiempo la herencia genética de las plantas autóctonas fortaleciendo la diversidad vegetal, la cultura y tradiciones de las regiones.

Por último, cuando utilizamos las semillas criollas podemos escoger año tras año las mejores semillas. Podemos seleccionar las mejores plantas ya sea por tamaño o porte, las más sanas, las que tienen alto rendimiento en la producción, los frutos más sanos, uniformes, de buen color, olor y sabor, etc.

De esta manera, aseguras que las semillas obtenidas de estos frutos sean las mejores y las más aptas. Si existen exigencias particulares en cuanto a sabores, se podrá ir mejorando y creando variedades propias de frutos y vegetales.

Cuando pensamos en los sembradíos, las semillas criollas ofrecen grandes ventajas entre las que encontramos:

  • Protegen el ecosistema. Estas semillas, por estar adaptadas al medio, permiten que se utilice menos cantidad de pesticidas y plaguicidas, contribuyendo de este modo con el ambiente.
  • El cultivo con semillas criollas no contamina las aguas. Se utilizan una menor cantidad de fertilizantes y productos para eliminar todo tipo de plagas, así se contribuye a disminuir la contaminación de las aguas, ya sean subterráneas o de cursos de agua.
  • Promueve el desarrollo de una agricultura orgánica. Al no utilizar sustancias pesticidas que, por lo general, dejan sustancias tóxicas perjudiciales en el humano, también se estará contribuyendo a mantener el buen estado de los suelos.
  • Cultivos sostenibles e incremento de la biodiversidad. Al mantener el buen estado de los suelos, agua, plantas y animales, se evitan los riesgos de erosión, la pérdida de la fertilidad de los suelos y, por ende, la disminución de los cultivos. Además, se garantiza la continuidad en el tiempo de poder tener un terreno sano en donde sembrar.

Consejos para sembrar las semillas criollas

Cuando se habla de semillas criollas se está hablando de una gran variedad de formas, colores y tamaños. La siembra de una semilla criolla va a depender de factores ambientales y factores relacionados con la fisiología de la propia semilla.

Toda siembra inicia con la selección de la semilla. La semilla se escoge según su tamaño, color y su aspecto. Deben ser semillas enteras, sanas y sus colores deben ser vivos, por lo que no deben presentar ningún tipo de manchas, decoloraciones, semillas rotas ni indicios de presencia de hongos.

Muchas semillas requieren de preparaciones previas antes de proceder a la siembra. Todas estas preparaciones son necesarias para detener el estado de latencia del embrión de la semilla y desencadenar el proceso de germinación.

Muchas semillas necesitan de una condición de luz específica para poder germinar, otras, en cambio, deberán permanecer húmedas por un tiempo prolongado e, incluso, existen aquellas semillas que necesitarán ser expuestas a altas temperaturas para poder germinar.

Además de todos los factores anteriores, también debes tomar en cuenta la influencia que la luna ejerce sobre las plantas. Al parecer, el incremento de la intensidad de la luz de la luna va a incrementar la fotosíntesis de las plantas, esta influencia que la luna impone sobre las plantas empieza en el plenilunio con la luna creciente

Por último, es aconsejable no sembrar todas las semillas obtenidas de tus propios cultivos. Es conveniente guardar una cantidad de las mejores semilla obtenidas para las próximas siembras, de esta manera se garantiza tener siempre cultivos óptimos.

¿Dónde comprar semillas criollas?

Las semillas criollas las puedes obtener de diferentes maneras, la primera es comprarla en tiendas online donde garanticen semillas ecológicas comerciales. La segunda manera, la cual es una opción muy interesante, es hablar directamente con los productores, esta segunda forma de comprar las semillas es muy ventajosa, ya que tienes la posibilidad de ver directamente los cultivos.

De igual manera, se puede recurrir a comprar las semillas en locales especializados en productos para el agricultor, estos establecimientos cuentan con todo lo necesario para trabajar el campo o huertos: herramientas, fertilizantes, semillas de diferentes variedades donde se pueda, incluso, seleccionar semillas “raras”.

¿Qué precio tienen las semillas criollas?

Los precios de las semillas criollas son muy variados, estos van a depender principalmente del tipo de semilla y después de la cantidad que necesitas para tu cultivo, los precios parten de 2,50 euros por cada 100 gr

Otras semillas para Sembrar:

Semillas de Cannabis o marihuana
Semillas Hibridas
Semillas Mejoradas
Semillas de Hortalizas
Semillas Baby
Semillas de Flores
Semillas de Frutas