Semillas Baby: propiedades, beneficios y ventajas

Página actualizada

Las semillas baby han sido tratadas por el hombre con el único objetivo de impedir que el vegetal se desarrolle completamente, pero, manteniendo el valor nutricional de sus frutos. Existe una gran variedad de vegetales tamaño baby, como por ejemplo, espinacas, zanahorias, lechugas, pimentones, etc.

Una característica muy reconocida de este tipo de cultivo es que el gusto que dan estas frutas o verduras es mucho más concentrado. Igualmente, estos vegetales presentan menos posibilidades de contraer enfermedades en comparación con cualquier otro cultivo de semillas tradicionales.

Los cultivos realizados con semillas baby requieren 10% menos de agua en comparación con un cultivo tradicional. Es importante destacar que este tipo de semilla sólo sirve una vez, esto quiere decir que el gasto es mucho mayor, ya que se deberán comprar nuevamente las semillas por cada siembra.

Consejos para sembrar las semillas baby

Cuando se trabaja con semillas, se debe recordar siempre que cada variedad tiene sus exigencias. Para poder sembrar y obtener posteriormente una cosecha sana se deben tomar en consideración tanto las condiciones medio ambientales, como las condiciones propias de cada variedad de semilla.

En el caso de las semillas baby se debe proceder de manera muy similar a los demás tipos de semillas. Se debe cuidar que el suelo sea siempre rico en nutrientes, que no carezca de agua o que, por el contrario, sea muy húmedo. Las semillas deben ser escogidas con mucho cuidado, no se deben dejar almacenadas en lugares húmedos y mal ventilados antes de sembrarlas.

Una vez estudiado el terreno donde deberá sembrarse la semilla tipo baby, se deberán dejar los espacios correspondientes entre cada semilla, es importante recordar que estas distancias variarán de acuerdo a la variedad a sembrar.

Las semillas baby están en la capacidad de ofrecer resistencia ante enfermedades, por lo tanto, estas semillas ofrecen la garantía de una cosecha sana y rica en nutrientes.

Es importante que sólo se puede utilizar la semilla una vez, esto quiere decir que no se generarán semillas fértiles en la futura cosecha. Por lo tanto, se deberán comprar cada vez que se tenga que sembrar.

¿Dónde comprar semillas baby?

Los locales especializados en productos para el agricultor son una buena opción a la hora de comprar semillas. Estos establecimientos cuentan con todo lo necesario para trabajar el campo o huertos, las herramientas, los fertilizantes y las semillas de diferentes variedades son algunas de las tantas cosas que ofrecen estos tipos de establecimientos.

No se debe dejar de lado la inmediatez a través de las tiendas online. Este tipo de tienda, al igual que las anteriores, ofrece diversidad de productos y mercancías, todo para el agricultor con calidad y variedad.

¿Qué precio tienen las semillas baby?

El precio de las semillas baby va a depender principalmente del tipo de semilla y de la cantidad de semillas que necesitas para tu cultivo. Los precios van desde 1,50 euros por cada gramo, se podrían sembrar alrededor de 800 plantas con esta mínima cantidad, ¡increíble!

Otras semillas para Sembrar:

Semillas de Cannabis o marihuana
Semillas Hibridas
Semillas Mejoradas
Semillas Criollas
Semillas de Hortalizas
Semillas de Flores
Semillas de Frutas